DeLonghi Lattissima One: Reseña completa de la máquina de café DeLonghi

Hace algunas semanas decidí renovar mi máquina de café y, tras investigar las opciones disponibles, me decanté por la DeLonghi Lattissima One. En esta completa reseña explico todas mis impresiones después de haberla probado en profundidad.

Desde el diseño, pasando por la facilidad de uso, la calidad del café y la limpieza, comparto en detalle mi experiencia utilizando esta máquina día a día para preparar todo tipo de cafés, desde simples expresos hasta elaborados cappuccinos y lattes. Mi intención es que esta reseña personal sirva de ayuda a futuros compradores que estén valorando adquirir la Lattissima One.

En Oferta
De’Longhi Lattissima One Evo, Máquina de Café en Cápsulas de un…
  • 19 BARES DE PRESIÓN: sistema de bombeo para crear…
  • 3 RECETAS CON LECHE: crea y elige tu bebida…
  • SISTEMA DE LECHE FRESCA CON UN TOQUE: Latissima…
  • DISEÑO COMPACTO: tamaño compacto que permite…
  • FÁCIL LIMPIEZA: el depósito de agua y la jarra…

Diseño y primera impresión

La Lattissima One destaca por tener un diseño elegante y al mismo tiempo compacto, ideal para cocinas pequeñas o con poco espacio en la encimera. Está disponible en dos acabados: blanco, que le da un toque moderno y luminoso, o negro, para un look más sobrio.

Yo elegí la versión en blanco perla que combina perfectamente con la decoración de tonos claros de mi cocina. Con unas dimensiones de solo 36 x 38 x 19,5 cm ocupa muy poco espacio comparado con otras máquinas de café más voluminosas.

El depósito de agua tiene una capacidad de 1 litro, suficiente para preparar alrededor de 9 cafés largos antes de tener que rellenarlo. La abertura para llenar el depósito es un poco estrecha, hubiera agradecido que fuera más ancha para facilitar su llenado.

En la parte superior están ubicados los tres botones de control, que se iluminan cuando la máquina está lista para su uso. Los iconos indican las funciones para preparar expresso, café largo y bebidas con leche respectivamente. No vienen rotulados con texto, así que inicialmente tuve que consultar el manual para identificar qué botón correspondía a cada bebida.

Una característica que me gusta es que incluye un soporte desmontable para colocar las tazas de expreso a la altura perfecta bajo el dispensador de café. Así quedan correctamente posicionadas para recoger toda la crema del café.

En resumen, el diseño compacto, el acabado en tonos claros y la iluminación de los botones le dan a esta máquina un aspecto moderno y atractivo que encaja muy bien en cualquier cocina actual.

Rendimiento y tipo de cafés

Pasando ya a la experiencia de uso, lo primero que destaco es la amplia variedad de cafés que permite preparar gracias a que utiliza las cápsulas de café Nespresso. Hay una extensa gama de intensidades, orígenes y sabores entre los que elegir para encontrar el café perfecto a mi gusto personal.

Algunos de los que más me han gustado son Arpeggio, Volluto, Ciocattino y Roma. En aproximadamente 10 segundos tengo listo un delicioso expreso con una crema densa y espumosa. El sabor es intenso y con mucho cuerpo, perfecto para empezar bien el día.

El café largo, con un tamaño aproximado de 110 ml, también sale con una crema excelente y en apenas 15 segundos. Aquí el tiempo de preparación es ligeramente mayor al utilizar más cantidad de agua y realizarse una infusión más larga.

Otra ventaja es la versatilidad para preparar bebidas con leche como cappuccinos o lattes gracias al dispensador de leche integrado. Solo tengo que llenar el depósito con la leche, elegir la cantidad deseada en el menú y en segundos la máquina se encarga de espumarla y mezclarla con el café.

He probado con distintos tipos de leche como entera, desnatada o bebidas vegetales como la leche de soja y el resultado ha sido igualmente bueno en todos los casos. La temperatura y textura son las ideales para un cappuccino o latte cremoso. Eso sí, no permite hacer dibujos en la espuma como con una máquina de café profesional. Pero para un uso doméstico queda un acabado más que correcto.

En definitiva, el rendimiento y sobre todo la calidad del café es excepcional teniendo en cuenta que es una máquina compacta para uso en casa. Tanto los expresos como los cafés con leche salen a la temperatura perfecta, con crema espumosa y un sabor intenso.

Velocidad y tiempo de preparación

Otro punto muy favorable que quiero destacar es la velocidad que alcanza esta máquina para entregar las bebidas listas para tomar. Ni siquiera los modelos considerablemente más caros son tanto más rápidos.

He medido que el tiempo desde que pulso el botón hasta que el expreso está listo en la taza es de apenas 10 segundos. En el caso del café largo, el proceso lleva solo 15 segundos. Son tiempos récord teniendo en cuenta la alta calidad del resultado final.

Preparar un cappuccino o latte conlleva unos segundos más debido al proceso de espumar y calentar la leche. Aun así, en menos de 50 segundos ya está finalizado el proceso y podemos disfrutar de nuestra bebida con leche caliente recién hecha.

La clave está en la bomba de presión de 19 bares que se encarga de optimizar el flujo de agua y la extracción del café. A esto se une el sistemaThermoblock que calienta el agua a la temperatura idónea en segundos.

En conclusión, es de las máquinas de café más rápidas del mercado sin renunciar ni un ápice a la calidad. Perfecta para aquellos momentos en los que necesitamos preparar el café en el menor tiempo posible sin perder ni gota de sabor.

Facilidad de uso

Otro aspecto destacable de la Lattissima One es lo sencillo que resulta su manejo, incluso para alguien sin experiencia previa con máquinas de café. Los botones de control son muy intuitivos y solo hay 3 bebidas entre las que elegir: expreso, café largo y leche.

Eso sí, el proceso inicial de configuración sí que requiere consultar el manual de instrucciones para realizarlo correctamente. Por ejemplo, hay que calibrar la dureza del agua con una tira reactiva que se incluye y programar la cantidad de café y leche que deseamos para cada bebida. Una vez hecho esto, su uso diario es muy simple.

Lo que más me gusta es el sistema automático de leche integrado. Solo tengo que llenar el depósito con la cantidad necesaria según la bebida que vaya a preparar y en unos segundos sale perfectamente emulsionada a la temperatura ideal. El resultado es muy consistente, sale igual de bien todos los días, como si lo preparara un experto barista.

Quizás echo en falta una pantalla digital que facilite la programación y el mantenimiento. Actualmente hay modelos como la Lattissima Pro que sí incluyen pantalla táctil para una mayor comodidad de uso. Pero dentro de su gama y precio, la usabilidad de la Lattissima One me resulta fantástica.

Ruido

Un aspecto que considero fundamental en cualquier electrodoméstico que se utiliza a diario en casa es el ruido que genera durante su funcionamiento. Una máquina de café no puede ser tan ruidosa que moleste por la mañana temprano o no permita mantener una conversación mientras la usamos.

He comprobado con una aplicación de decibelímetro que el ruido de la Lattissima One al preparar un café es de solo 61 dB, similar al de una conversación normal. Este nivel se considera aceptable para un pequeño electrodomést

En Oferta
De’Longhi Lattissima One Evo, Máquina de Café en Cápsulas de un…
  • 19 BARES DE PRESIÓN: sistema de bombeo para crear…
  • 3 RECETAS CON LECHE: crea y elige tu bebida…
  • SISTEMA DE LECHE FRESCA CON UN TOQUE: Latissima…
  • DISEÑO COMPACTO: tamaño compacto que permite…
  • FÁCIL LIMPIEZA: el depósito de agua y la jarra…

Preguntas frecuentes

¿Cómo programo mi Nespresso Lattissima?

Enciende la máquina y espera a que se caliente. Llena el depósito de agua y coloca una cápsula de café. Para programar la cantidad de café, mantén presionado el botón de la bebida que deseas (espresso, lungo, etc.) hasta que alcance el volumen deseado. Suelta el botón para guardar la programación.

¿Cómo uso mi Nespresso Delonghi Lattissima One?

Primero, asegúrate de que la máquina esté encendida y precalentada. Llena el depósito de agua y el contenedor de leche según sea necesario. Inserta una cápsula de café en el compartimento. Elige el tipo de café que deseas utilizando los botones correspondientes (espresso, cappuccino, etc.). La máquina comenzará a preparar tu bebida automáticamente. Para bebidas con leche, asegúrate de que el contenedor esté correctamente conectado y configurado para la cantidad deseada de espuma.

¿Puedo usar vinagre para descalcificar mi Nespresso?

No es recomendable. Nespresso aconseja utilizar su kit de descalcificación específico para evitar daños en la máquina. El vinagre puede ser corrosivo y dejar sabores residuales. Utiliza siempre los productos recomendados por el fabricante.